LOS ESTUDIANTES COMO PARTICIPANTES ACTIVOS EN SU PROPIA EVALUACIÓN

LOS ESTUDIANTES COMO PARTICIPANTES ACTIVOS EN SU PROPIA EVALUACIÓN

En el año 2000, dos comités del Consejo Nacional de Investigación que hacen parte de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, publicaron “How People Learn; Brain, Mind, Experience and School” (Cómo Aprende la Gente; Cerebro, Mente, Experiencia y Escuela) [1], un informe muy importante sobre el surgimiento del aprendizaje como un campo científico cada vez más sólido. El libro enfatiza algunos hallazgos caracterizados por la rigurosa investigación que los soporta y por el gran impacto que tienen sobre como enseñamos.

Uno de esos hallazgos claves, que debe convertirse en un principio de nuestro trabajo educativo, dice así: “Un enfoque ‘metacognitivo’ en la instrucción puede ayudar a los estudiantes a tomar el control de su propio aprendizaje definiendo los objetivos de éste y haciendo seguimiento a su progreso en la búsqueda de su logro”.

Lo ‘metacognitivo’ se refiere a la habilidad de la gente para predecir su desempeño en diversas tareas y para actuar como monitor de sus niveles de conocimiento y comprensión sobre algún tema.

La siguiente nota sobre el proceso de auto evaluación por parte del estudiante, traducido de Eduplace.com [2], puede ser de ayuda a los educadores en la aplicación práctica de este principio del enfoque ‘metacognitivo’.

ESTUDIANTES COMO PARTICIPANTES ACTIVOS

Involucrar a los estudiantes dentro del proceso de valoración y evaluación es parte fundamental para hacer de éste un proceso balanceado.

Cuando los estudiantes se convierten en miembros activos del proceso de aprendizaje adquieren una mejor perspectiva de ellos mismos como lectores, escritores y pensadores. A medida que los estudiantes reflexionan sobre lo que han aprendido y de qué manera lo han aprendido, ellos desarrollan herramientas que les permiten convertirse en aprendices más efectivos.

Los estudiantes necesitan examinar su trabajo y pensar sobre lo que hacen bien y cuáles son las áreas en las cuáles aún necesitan ayuda.

Para poder guiar a los estudiantes en la comprensión del proceso de Auto Evaluación, es conveniente que ellos llenen un formulario de auto reflexión o auto evaluación que usted haya diseñado.

Una vez que los estudiantes hayan reflexionado sobre su aprendizaje estarán listos para fijarse nuevas metas. Mientras trabajan para lograrlas se les debe estimular para que a intervalos regulares, reflexionen sobre la “jornada” de aprendizaje que están llevando a cabo. Durante esos períodos de auto reflexión puede usted solicitarles que pongan por escrito sus observaciones para ayudarlos a reafirmar sus metas y motivarlos a alcanzarlas. Con la practica los estudiantes que se auto evalúan se convierten en aprendices más conscientes, capaces de aplicar el conocimiento de sus necesidades y sus estilos de aprendizaje, a nuevas áreas de estudio.

A medida que los estudiantes se convierten en participantes más activos del proceso de valoración, comienzan a evaluar sus fortalezas y actitudes, analizando su progreso en un área particular y estableciendo metas para el aprendizaje futuro.

Es posible que usted quiera utilizar esta pequeña lección para familiarizar a los estudiantes con el establecimiento de metas.

COMO ESTABLECER METAS:

Modelo / Enseñanza

Pregunte a sus estudiantes si han salido de viaje alguna vez. Discuta con ellos los pasos que se siguen en la planeación de un viaje, haciendo énfasis en que la decisión más importante es la inicial: A donde ir. Dígales a los estudiantes que ellos están en una jornada de aprendizaje y que cada uno de ellos debe decidir a donde quiere ir.

Practique / Aplique

Pida a los estudiantes que lleven a cabo una lluvia de ideas y basándose en ella construyan una lista de lo que quieren aprender en el año. Pídales que sean específicos en el momento de establecer sus metas. Al decir, por ejemplo, que se desea “aprender el significado de palabras desconocidas” en lugar de “convertirse en un mejor lector”. Guíelos en la selección de dos o tres de estas metas para trabajarlas durante los próximos tres meses.

MÉTODOS DE AUTO EVALUACIÓN

La auto evaluación puede tomar diversas formas, que incluyen:

Discusiones con la participación de toda la clase o de grupos pequeños.

Cuadernos o diarios de reflexión.

Auto evaluaciones semanales.

Listas de chequeo e inventarios de auto evaluación.

Entrevistas maestro – estudiante.

Estos tipos de auto evaluación comparten un tema común: solicitar a los estudiantes que revisen su trabajo para que se den cuenta de lo que han aprendido y cuáles son las áreas en las que aún les falta claridad. Aunque cada método difiere un poco, todos deben incluir el tiempo suficiente para hacer una consideración a profundidad y evaluar el progreso.

Cuando los estudiantes entienden los criterios de lo que es un buen trabajo, antes de comenzar una actividad de lectura o escritura, tienen una mayor posibilidad de alcanzar esos criterios. La clave para esta comprensión es que los criterios sean claros. A medida que los estudiantes evalúan su propio trabajo usted puede pedirles que establezcan sus propios criterios de lo que es para ellos un buen trabajo. Ayúdeles a clarificar sus criterios a medida que evalúan su propio trabajo.

Las observaciones y reflexiones de los estudiantes pueden suministrar también retro alimentación valiosa para que usted refine o reevalúe su plan de enseñanza. A medida que los estudiantes contesten preguntas sobre su aprendizaje y las estrategias que están utilizando, reflexione sobre sus respuestas para encontrar lo que realmente están aprendiendo y evidencien si están aprendiendo lo que usted pretende enseñarles, entonces usted podrá refinar o reevaluar su plan.

OPORTUNIDADES DE AUTO EVALUACIÓN:

Para que la reflexión tenga significado se necesita práctica. Esta es una verdad que aplica tanto a los maestros como a los estudiantes. Usted puede apoyar mejor a sus estudiantes en los esfuerzos de auto evaluación que realizan, si regularmente les da un tiempo sin interrupciones, para que piensen sobre su progreso. Es posible que al principio usted tenga que guiarlos en la reflexión con preguntas como estas:

*¿Qué aprendí hoy?

*¿Qué hice bien?

*¿En qué tengo todavía confusión?

*¿En qué necesito ayuda?

*¿Sobre qué quiero saber más?

*¿Cuál va a ser mi próximo trabajo?

A medida que los estudiantes participan en el proceso de auto evaluación, van a tener muchas oportunidades para recoger algunos de sus trabajos escritos y manifestar sus reacciones sobre algunos tópicos que hayan leído. Reuniones individuales con los estudiantes pueden ayudarles a guiar estos períodos de auto reflexión y reforzar la idea de que conservar y evaluar el trabajo son pasos importantes en la auto evaluación.

REFERENCIAS:

[1] National Academy Press. “How People Learn; Brain, Mind, Experience and School” (Cómo Aprende la gente; Cerebro, Mente, Experiencia y Escuela).

(http://www.nap.edu/openbook/0309070368/html/R1.html).

[2] Eduplace.com, Houghton Mifflin Company. (http://www.eduplace.com/rdg/res/assess/)

Fecha de publicación en EDUTEKA: Agosto 10 de 2002.

Fecha de la última actualización: Agosto 10 de 2002.

One response to this post.

  1. Posted by luisa fernanda on 26 octubre 2009 at 13:48

    Pues que esta nueva ley esta muy bien porque asi los estudiantes se esforzaran cadea dia mas por el estudio y seran buenos bachilleres

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: